odio en el ciberespacio

El odio en el ciberespacio

en Estudios de caso por

Un análisis de caso sobre cómo circulan mensajes de odio en el ciberespacio (Twitter) alrededor de un político colombiano.
Un artículo de Andrea Forero, Marcela Navia y Martha Botero


“Los discursos de odio son articulaciones discursivas que intentan impedir en el otro el ejercicio del derecho a la libertad y a la igualdad”
(Taricco y Torres, 2019 en Díaz Hernández, 2020).

La etnografía se transforma cuando entra en contacto con lo digital. Cuando pensamos sobre lo digital sabemos que traduce y simplifica nuestro mundo, entonces la pregunta que surge es: ¿Qué traduce y cómo lo hace?

Ésas y otras preguntas fueron las que nacieron al realizar un análisis de caso sobre cómo circulan mensajes de odio en Twitter alrededor de un político colombiano. Quisimos entender desde los espacios y comunidades que se construyen en lo digital y desde las lógicas de las redes sociales: ¿Qué pasa con el odio? ¿Cómo se comporta? ¿Cómo se transforma y en qué? ¿Cómo circula y para qué? Lo que se obtuvo del proceso fueron algunos hallazgos y otras preguntas que siguen llenando de valor esta investigación.

Las redes sociales transforman las interacciones que tenemos como sociedad, el contacto que tenemos con el otro adquiere otro sentido, se simplifica a un like, un repost, un comentario; se limita la expresión e interacción. Las redes sociales son un ‘allí’, un mundo paralelo, un mundo que transgrede barreras.

El origen

El equipo de trabajo contó con la presencia de dos profesionales de ciencias sociales y una artista visual. Como etnógrafas digitales, decidimos aproximarnos sin ser vistas, sin influir en el objeto de estudio. Las redes sociales son un mar de información; si la aproximación es cualitativa, hay que decidir por dónde empezar. Como en lo offline, nosotras nos dejamos guiar por la curiosidad, por lo que nos cuestiona.

Quisimos indagar cómo circulan los mensajes de odio en Twitter. Decidimos observar al alcalde de Medellín (la segunda ciudad más grande de Colombia, ubicada en el departamento de Antioquia y a cuyos habitantes les dicen paisas): Daniel Quintero Calle; quien recientemente ha estado en el ojo de la tormenta por la renuncia de los miembros de la junta directiva de las Empresas Públicas de Medellín (EPM), a raíz de su acusación de corrupción.

EPM, propiedad del municipio de Medellín, es una de las empresas emblemáticas de la ciudad, dedicada a prestar servicios públicos. Aparentemente, varios de los miembros de su anterior junta directiva tenían relación cercana con el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), un emporio privado. Esta situación generó numerosas inquietudes y preocupaciones en la gente. Twitter se tornó el escenario virtual ideal para divulgarlas y aparecieron insultos y palabras denigrantes.

Escudriñando este papel público del alcalde, también descubrimos preocupaciones relativas a su faceta personal: Daniel Quintero ha sido acusado de agresión sexual. Él responde a las expresiones en su contra con palabras que también podrían considerarse agresivas. Sin intención, o con intención,  aviva la llama. Es la virtualidad un espacio en dónde lo privado y lo público parecen entremezclarse; los límites, aunque difusos en lo offline, se vuelven más borrosos online. Lo público se vuelve personal y lo personal, público.

Aparecen partidos políticos, ciudadanos comunes, periodistas, feministas y muchos más… Las discusiones que se producen y reproducen en Twitter parecen no tener fin. Para desenredar esa maraña investigamos teoría sobre el tema, analizamos cadenas de tuits, seguimos casos y personas particulares, planteamos preguntas abiertas por correo electrónico a residentes de la ciudad, recopilamos imágenes de Twitter y otras redes sociales, observamos videos de las sesiones del concejo de la ciudad y consultamos periódicos. Teniendo presente que nuestra investigación se concentraba en estudiar las lógicas de Twitter y sus formas de divulgar estos sentimientos explosivos.

Hallazgos

Valiente Martínez (2018) se refiere al discurso de odio como una amalgama de expresiones que pretenden caracterizar a las personas como no normales, por lo cual es difícil convivir con ellas; sobrepasan la libertad de expresión pues pretenden hacer daño. Cita a Waldron (2012) para indicar que el discurso de odio pretende menoscabar la dignidad, incluso, deshumanizar.

Se encontró que el alcalde era definido por muchos como “indescifrable”, tanto que la principal revista política del país, Semana, lo llamó así en su portada del 15 de agosto de 2020, que usó para indicar que el político representaba una confusión, un misterio, pues los de derecha lo veían como de izquierda y los de izquierda como de derecha. Por ello,  decidimos llamar así a nuestra etnografía.

Los hallazgos nos muestran que los mensajes de odio pueden estar asociados con el miedo al cambio de los ciudadanos de Medellín, a apartarse del status quo y denotan una confrontación de poder con la capital: Bogotá. Twitter, como plataforma digital, amplifica y deforma este miedo, se usa para atacar antes de que ‘me ataquen’ y para escribir sin premeditación, como si estuviéramos en un estado eterno de conmoción, de reacción, de ofensa.

Una de las dificultades del proyecto fue definir quiénes eran los participantes, que era algo que se quería establecer desde el inicio. Una ventaja de la etnografía es que se pueden hacer ajustes en el camino; así es que se decidió que resolver el interrogante sobre quiénes son los sujetos que intervienen en la circulación de los mensajes de odio era parte de los hallazgos. En la siguiente imagen se muestran los actores que tienden a emitir mensajes de odio provocados por el desacuerdo con las decisiones del alcalde sobre las empresas públicas y por su visión de región.

Presentación de resultados

La información recogida se plasmó en dos productos: una página Web y un podcast; las imágenes anteriores hacen parte de la primera. Estos productos hicieron que la presentación y socialización de los resultados fuera dinámica y multi sensorial.  El home de la página fue el siguiente:

En la construcción de la página Web (elaborada en Wix) utilizamos elementos gráficos, auditivos y textuales que fueran significativos. Por ejemplo, utilizamos el color azul de Twitter y el color rojo (que se asocia normalmente con la agresividad). Desarrollamos una pestaña titulada “encuesta”, donde presentamos al visitante la apariencia de un sondeo inspirado en un tuit hacia Daniel Quintero.

Al podcast se accede desde el ‘home’ de la página Web. Inicia con la lectura de algunos tuits, como uno que califica al alcalde de inepto e invita a revocarlo. Continúa con la opinión de algunos ciudadanos de Medellín; por ejemplo, un consultor empresarial de 50 años quien expresa que el alcalde “lo único que hace es generar un ambiente de desconfianza”. Al finalizar, se encuentra una conversación entre las tres investigadoras. Algunos apartes son:

  • El odio tiene muchas formas de manifestarse, tiene rápida difusión y encuentra un lugar en los medios digitales; somos menos sensibles al otro en la red”.
  • “El odio es algo visceral, irracional, es una manera de defenderse de lo que difiere de ti porque perteneces a un grupo. Siento que para odiar a Daniel Quintero, lo tienen que identificar con un grupo, por eso empiezan a hablar de izquierda o derecha. Es una especie de prejuicio“.
  • “Cuando estás tratando mal a alguien es porque uno ve reflejado en esa persona algo que a uno le molesta de uno mismo”.
  • Twitter es como un basurero emocional; entran a Twitter: ¿Cuál es la tendencia del día?, la que sea, escriben a favor o en contra. La gente entra a insultar por gusto, por deporte. Los que entran a insultar muchas veces ni saben por qué están insultando”.

En la galería de imágenes de la página Web aparece la siguiente tomada de Twitter, en la que una senadora, de la misma región, publica el 28 de agosto una figura emulando la película Star Wars con una serie de políticos afines a su partido, que es el del gobierno nacional actual y es liderado por el expresidente Álvaro Uribe Vélez (también oriundo de Medellín). Daniel Quintero Calle (elegido como independiente de los partidos políticos) le contesta destacando que había usado unas figuras asociadas al “lado oscuro”:

Podemos reflexionar acerca de los entrecruces que suceden en las redes sociales; resulta potente observar como referentes culturales del entretenimiento, como Star Wars, vienen cargados de significados, como “lo oscuro”, y se resignifican al ser compartidos mediante estos montajes en Twitter. La imagen, el meme, parece tener mil ramas, trasmuta con cada share, like y respuesta.

A manera de cierre

En estos tiempos de confrontación y discriminación (por ejemplo entre grupos étnicos en España, Estados Unidos y Colombia) habría que pensar las redes sociales como una herramienta que ayude a reflexionar, que busque caminos de unión. Se podría partir por fomentar un uso responsable, por convocar a cada usuario a pensar si su comentario es constructivo. Ahora bien, algunos afirman que la sociedad también necesita sitios para desahogarse y podría decirse que Twitter representa algo entre un confesionario y un bar. En todo caso, hoy en día resulta difícil pensar la vida sin Internet, sin la interacción instantánea, sin la disponibilidad inmediata de los otros.

El analizar los datos recogidos con una mirada de etnógrafas, nos permitió entender el contexto en que se mueven los mensajes de odio relacionados con Daniel Quintero. Éramos conscientes de que estudiar los mensajes nos revelaría hallazgos sobre lo digital y sobre esta red social, pero también quisimos acudir a opiniones de ciudadanos para comprender mejor el contexto. La información iba cambiando, intervenían nuevos actores que hacían que las dinámicas circularan como los mensajes mismos; se alcanzó a llegar a un punto en que los nuevos acontecimientos eran coherentes con las tendencias establecidas. La forma de presentar los resultados en forma gráfica y auditiva enriquece la etnografía y surge de una interacción entre la creatividad y las ciencias sociales.

La etnografía digital se constituye en una herramienta poderosa para el análisis de personajes públicos vigentes; en este caso se logró un acercamiento revelador sobre las dinámicas de comunicación desde y hacia el alcalde y la manera cómo se percibe a este personaje. La etnografía digital se muestra como un camino para acercarse a organizaciones, instituciones y a los imaginarios colectivos que se construyen contemporáneamente, para brindar información útil sobre sus problemas e inquietudes.

Referencias

  • Díaz Hernández, M. (2020). Discurso de odio en América Latina. Derechos digitales.
  • Valiente Martínez, F. (2018). El discurso del odio: la justificación de lo injustificable. En langa Nuño, C. y Ballesteros Aguayo, L. (Ed.). Movimientos populistas en Europa: la actualización del discurso totalitario en los medios de comunicación actuales y su repercusión en la opinión pública. España: Egregius.

Co-autoría

andrea forero cañizaresAndrea Forero Cañizares es Maestra en Artes Visuales con énfasis en expresión gráfica de la Pontificia Universidad Javeriana. Fue asistente de proyectos sociales en los que el arte ha sido pensado como una herramienta para la transformación social. Durante su carrera universitaria se interesó por la escritura creativa, el diseño editorial, los nuevos medios y la pedagogía del arte. En el 2019 realizó una práctica profesional en el área de Artes visuales del Ministerio de Cultura de Colombia. Ese mismo año se vinculó como profesional de proyectos de investigación al grupo Atarraya de la Universidad de los Andes.
Linkedin   Facebook   Instagram


Marcela NaviaMarcela Navia Núñez es propietaria de Infocaribe, una compañía dedicada a investigación de mercados en Barranquilla (Colombia). Por 24 años ha desarrollado múltiples investigaciones para apoyar los procesos de toma de decisiones en las compañías de diferentes sectores como muebles y finca raíz. Tiene amplia experiencia en aplicar enfoque etnográfico para detectar necesidades del consumidor. Sus intereses incluyen el teatro, la narración de historias y las noticias. Es psicóloga de la Universidad de La Sabana, especialista en mercadeo y en estadística y MBA de la Universidad del Norte.
Linkedin   Youtube


Martha BoteroFundadora y Directora de Tulpa Consultores. Soy administradora de empresas y antropóloga. Me considero una “mediadora” cultural entre el mundo empresarial y su entorno.  Creo en la importancia del respeto por todos los seres vivos, por eso desde Tulpa tenemos como propósito generar conocimiento para un mundo más humano y sustentable. Soy colombiana, y tal vez por el contexto de conflicto en el que hemos vivido desde que nací, defiendo la diversidad de ideologías, cosmovisiones, pensamientos, creencias: la otredad.
Linkedin  Youtube

Marcela Navia Núñez es propietaria de Infocaribe, una compañía dedicada a investigación de mercados en Barranquilla (Colombia). Por 24 años ha desarrollado múltiples investigaciones para apoyar los procesos de toma de decisiones en las compañías de diferentes sectores como muebles y finca raíz. Tiene amplia experiencia en aplicar enfoque etnográfico para detectar necesidades del consumidor. Sus intereses incluyen el teatro, la narración de historias y las noticias. Es psicóloga de la Universidad de La Sabana, especialista en mercadeo y en estadística y MBA de la Universidad del Norte.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Lo último en

Ir Arriba